ShareThis

martes, 13 de diciembre de 2011

Primer día en MEDICINA INTERNA!!! Parte I

      El primer día en Medicina Interna fue demencial.
      No tuve tiempo de ir unos días antes a situarme (ver dónde estaban las cosas que podrían hacerme falta, normas, plan de trabajo, procedimientos, protocolos...) Así que llegué pronto a mi turno de tarde. Con una cara de "pardilla" que se estaba haciendo habitual en mi.

      Mis compañeras me recibieron bien, expectantes, amables, pero estudiándome a ver si yo era de las que pueden con todo o no duraría ni medio telediario. Me invitaron a tomar un café, tuve que declinar el ofrecimiento viendo lo que se avecinaba. Hice bien y veréis por qué.

      En primer lugar me dieron "el parte" contándome las incidencias más destacables de los 17 pacientes cuyos cuidados me correspondería "asumir".  Y direis .- ¿Cómo leches se queda uno con toda la información? Fácil!!!!! Una libreta, un boli y la cara de pardilla agobiada. Te apuntas lo importante aún sabiendo que quizá no tengas ni tiempo de releerlo. Pero tranqui, que luego te servirá para algo...

      Enseguida me puse a preparar la medicación de la tarde (más bien como una loca). Comprobando y recomprobando lo que hacía. Paciente por paciente, hora por hora; la medicación oral, la intravenosa... En esta bandeja los aerosoles, en esta otra las glucemias. Aquí lo de las 16, lo de las 17, lo de las 18, las pastillas de la cena, el antibiótico de las 21........
      A las cuatro mi compañera empieza a administrar sus tratamientos. Ella sí vino a su hora, tomó su café, conoce a sus pacientes, se sabe los tratamientos. Yo estoy empapada en sudor.

      En esto que se oyen unas voces, golpes, amenazas, tumulto. Me asomo al pasillo. Veo a mi compañera que acude. Yo tengo mucho que hacer, hay que priorizar, le dejo el asunto a ella. Si me necesita, ya me avisará. Hay más personal. Sigo con lo mio. Más voces, más tumulto, vienen al control, se encierran en la salita. Siento una enorme curiosidad, pero no tengo tiempo de atenderles.

16:45 horas. Por fin empiezo a administrar tratamientos. Es tarde, voy habitación por habitación. Doy lo de las 16 h y lo de las 17 h a la vez. Me presento, "buenas tardes", procuro no perder la educación ni la amabilidad. Los pacientes y sus familiares me preguntan:
.- ¿Es nueva? ¿Esta pastilla es mía? ¿La tengo que tomar ahora o después de la merienda? ¿Sabe si al final el médico me cambió el tratamiento esta mañana? ¿Cuando piensa que me darán el alta? ¿Qué tal salieron mis pruebas esta mañana? ¿Para cuánto tiempo tengo de estar aquí?.....
      Doy respuestas rápidas, trato de ser amable siempre, llevo un carrito con historiales, consulto y respondo lo que puedo, procuro tranquilizar, no avanzo, veo que no voy a terminar a tiempo para dar lo de las 18 horas a su hora.

.- Señorita! mi suero no va bien!. Pues a mi me duele el brazo!. Oiga, que he vomitado toda la comida!. Enfermera, encuentro a mi padre muy alicaído! ¿Qué opina Vd? ¿Qué puede ser? Señorita! ¿Ha estado mi abuelo en rehabilitación esta mañana? -. Respondo lo que puedo, lo que no, lo apunto. Prometo volver con la respuesta.

      Cuando por fin termino, regreso al control. Tengo tantas cosas nuevas que hacer... Muchas más que cuando empecé a hacerlas.... la libreta llena. Recompruebo los tratamientos en los que el paciente dudaba. Investigo... ¿Por qué la Señora de la 7.1 ha vomitado? ¿Fue el enfermo de la 10.2 a rehabilitación esta mañana? ...

      Aparece mi compañera: .- Mira hija, que han discutido en la habitación 17 y he tenido que llamar a la supervisora para que venga, porque en el tumulto hay implicadas dos trabajadoras. Pero tu tranquila, que yo me ocupo del asunto.
Mi cerebro hace la traducción simultánea.- Ni podrá resolver mis dudas, ni echarme una mano si me ahogo, sino más bien al contrario...

¿Sobreviviré????
A ver...   Continua en:...Primer día en medicina interna parte II



                                       

12 comentarios:

Enfermeduca dijo...

Trincherana, lo has contado tal cual. ¿Diagósticos Nanda, Nic, alguno...? ¿Valoración de necesidades, Henderson, Gordon, alguna...? No señoras y señores, en los hospitales trabajamos POR TAREAS. Y como muy bien explicas, además intentamos ser amables y mirar a nuestros pacientes a los ojos. Gracias por esta entrada. Creí que yo era la única que lo sufría.

Anónimo dijo...

Cuando escribes,sientes y se sabe que sientes y te gusta lo que haces por que es la realidad de una "enfermera de trinchera".Es la mejor entrada y se nota que estas mas sincera y mas segura de ti misma.Solo un favor no dejes de escribir.....

una compañera que te conoce dijo...

Es la cruda realidad,bien expresada de la profesión de enfermeria,donde queda el poder contralar todos tus actos ante los pacientes.Siempres oyes a los gerentes que los pacientes son los más importantes y para mi tambien pero con profesionalidad y no solo 17 camas.

Anónimo dijo...

Madre mia que realidad más grande y además la gente te pone a prueba sino te ha visto en estos dias porque se imaginan que eres nueva. pero ahí estamos nosotras acostrumbrados a eso y más. Ya te he empezado a leer,soy bien mandada....

Anónimo dijo...

Hay que ver Sonia de mi alma que haces escribiendo a esas horas de la mañana con lo bien que se está en la cama al calorcillo...Es que te desvelas pronto. Muchas ganas de llegar pronto al trabajo tienes... Asi que al final de la mañana ya estás estresada y "agotada"

Sonia dijo...

En primer lugar: MUCHÍSIMAS GRACIAS por leerme, por prestarme atención, por vuestros ánimos y sobre todo, por dejar vuestros comentarios.
Y teneis toda la razón. Trabajamos por tareas y tratando de ser amables y mirar a los ojos de nuestros pacientes, intentando hacerles sentir que son escuchados, que son importantes y que están atendidos.
Y todo ello sin apenas tiempo de valorar necesidades, de elaborar planes de cuidados o de ponerlos en práctica. Haciendo tareas a veces delegables, a veces de las que no nos corresponden... Pero sobrevivimos y resolvemos. El trabajo sale adelante. Es importante, no obstante, recordar cuál es nuestra profesión y cuáles nuestras funciones. No quedarnos en esas tareas y aportar nuestra preparación y conocimientos dejando constancia de lo que es al final, el producto enfermero. En caso contrario y a pesar del trabajo a destajo, acabaremos desapareciendo como profesión cubriéndose nuestros puestos con personal más barato y menos preparado.
Es un alivio ver que una no está sola en esta lucha. Y que las experiencias no son exclusivas. Hay compañeras que han pasado por lo mismo. Gracias por compartir conmigo.

Anónimo dijo...

Ole, ole y ole.. sigue asi...
Deja que tu sonrisa cambie el mundo, pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa...

Andoni Carrion dijo...

Yo llevo ya mas de 10 años en una planta de Medicina Interna y, aunque ya soy una enfermera de las viejas, la sensación que describes es fácilmente vivible en el momento que pierdes un poco el control.
Aunque sea una selva (nosotros las llamamos cariñosamente La Jungla) es un sitio cojonudo para sentirte enfermera con mayúsculas, trabajes por tareas o lleves el control de todo...

Andoni Carrion dijo...

Ah! Enhorabuena por la entrada... Ya estas fichada.

Sonia dijo...

Muchas gracias por vuestros últimos comentarios. Andoni, tienes toda la razón. Medicina Interna es la reina de la ENFERMERÍA. Y debo reconocer que fue el servicio donde mejor viví la profesión y donde hice más amig@s. Hubo sitios donde sentí mucha más presión. En Medicina Interna la sientes, te deslomas habitualmente, pero al final, aunque peor considerado, es donde más satisfecho estás de tu labor "humana".

Anónimo dijo...

yo todavía no e comenzado a trabajar pero entender por medio de experiencias ajenas me van preparando para lo posible que vendrá.!!

Anónimo dijo...

Jajajja!!! De ahí mi blog (soy enfermera y me enfermo cada vez que lo pienso) Sí, soy yo, Sonia, pero desde otro ordenador... sé que me entiendes, 8 años en medicina interna son para volverse loco. Un beso enorme. Genial tu blog!!

Ponte en contacto conmigo aquí!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribirse ahora Feed Icon